Close

ALÉGRATE SIEMPRE

¡El Reino de Dios es una fiesta! llena de risa, gozo, comunidad profunda y plenitud. Así que, permite que la risa llene tus reuniones, tus comidas y tu culto. Deja que el gozo de nuestra fe sea claramente evidente en tu forma de hablar y en tu rostro. Mientras vives tu vida, sé agradecido, expresa tu gratitud y regocíjate siempre. Recuerda que Dios se regocija contigo y que un día tu gozo será completo cuando el mundo entero se renueve y habite en Shalom.

Pasajes Bíblicos

Después, el Señor Dios plantó un huerto en Edén, en el oriente, y allí puso al hombre que había formado. El Señor Dios hizo que crecieran del suelo toda clase de árboles: árboles hermosos y que daban frutos deliciosos.

Muchos son los dolores de los malvados, pero el amor inagotable rodea a los que confían en el Señor. ¡Así que alégrense mucho en el Señor y estén contentos, ustedes los que le obedecen! ¡Griten de alegría, ustedes de corazón puro!

Entren por sus puertas con acción de gracias; vayan a sus atrios con alabanza. Denle gracias y alaben su nombre. Pues el Señor es bueno. Su amor inagotable permanece para siempre, y su fidelidad continúa de generación en generación.

El corazón alegre es una buena medicina, pero el espíritu quebrantado consume las fuerzas.

Nehemías continuó diciendo: “Vayan y festejen con un banquete de deliciosos alimentos y bebidas dulces, y regalen porciones de comida a los que no tienen nada preparado. Este es un día sagrado delante de nuestro Señor. ¡No se desalienten ni entristezcan, porque el gozo del Señor es su fuerza!”

Sin embargo, su padre dijo a los sirvientes: “Rápido, traigan la mejor túnica que haya en la casa y vístanlo. Consigan un anillo para su dedo y sandalias para sus pies. Maten el ternero que hemos engordado. Tenemos que celebrar con un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ahora ha vuelto a la vida; estaba perdido y ahora ha sido encontrado”. Entonces comenzó la fiesta.

Estén siempre llenos de alegría en el Señor. Lo repito, ¡alégrense! … No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.

Ideas para la Acción

Planea una fiesta para el próximo fin de semana e invita a un par de personas o familias para celebrarlo. ¡No te olvides del pastel! ¿Qué se celebra? La alegría de conocer y servir a Jesús y de pertenecer a su familia en la iglesia son razones suficientes.

Reflexiones diarias

¡Dios desea estar en comunidad con nosotros los humanos! No sólo una comunidad mística, incorpórea y efímera, sino una relación en la que podamos estar cara a cara con Él. En el segundo relato de la Creación, vemos a Dios plantando un jardín para crear un lugar especial para nosotros. Muchos intérpretes dicen que el Jardín del Edén debería ser visto como el templo de Dios, donde Él habita entre nosotros. Pero cuando se mira este templo, no es sólo un edificio religioso rígido, donde siempre se debe estar en silencio. Es un lugar para que comamos, juguemos, bailemos, corramos, escalemos, construyamos y disfrutemos. Hizo un paraíso literal para que la gente pudiera disfrutarlo. Ese es el corazón de Dios para nosotros. ORA: dale gracias a Dios por los regalos llenos de alegría que te ha dado. Alégrate siempre.

Gran parte de nuestra infelicidad es creada por nosotros mismos y sólo el arrepentimiento y el perdón pueden devolvernos la alegría. El deseo más sincero de Dios para ti es una vida plena y satisfactoria. A menudo vemos a Dios como un ser que sólo está esperando el momento justo para castigarnos, pero qué tal si lo vemos como el que busca darnos regalos, comenzando con el regalo del perdón. En la naturaleza, en la comunidad, y en la forma misma del universo, hay gozo al alcance. La vida está llena de los buenos regalos de Dios para ti; nuestro Señor no es tacaño ni desea que seas una persona deprimente. El Reino de Dios es uno de gozo, de alegría, de profunda comunidad, de plenitud, de satisfacción. Mientras vives tu vida, recuerda que Dios desea regocijarse contigo. ORA: que puedas experimentar un profundo gozo y un sentido de satisfacción. Alégrate siempre.

Una de las imágenes más poderosas que la iglesia primitiva usó para la Trinidad fue la imagen de una danza íntima de coexistencia e interconexión. El Padre, el Hijo y el Espíritu viven en una eterna, alegre y vibrante danza de amor y honor, armonía, gracia y belleza, dando y recibiendo. El universo fue creado para ser una expresión y extensión de la danza de Dios – para que todas las criaturas compartan la alegre dinámica del amor, la vitalidad, la armonía y la celebración. En este himno de acción de gracias, el mundo entero es invitado a venir a Dios con alegría y gratitud sin límites. ¿Por qué? Independientemente de lo que esté sucediendo a nuestro alrededor, Dios es bueno; su amor y fidelidad perdurarán para siempre. ORA: que puedas volver a unirte a la danza, expresando tu gratitud a Dios. Alégrate siempre.

Estar alegres es una decisión. A menudo, estamos alegres porque reaccionas a las cosas buenas, pero también nos lamentamos por las cosas malas. No nos alegramos siempre porque todo va a nuestro favor. Nos alegramos siempre porque elegimos enfocarnos en los regalos que Dios nos ha dado; decidiendo mirar lo positivo, en vez del lo negativo; así, incluso cuando estaba en prisión, Pablo se consideraba bendecido. Estar alegres siempre es una actitud que desarrollamos en nuestras vidas para que siempre podamos ver los regalos que Dios nos ha dado las buenas y en las malas. Cada mañana hazte el hábito de darle gracias a Dios por diez cosas por las que estás agradecido. Esto marcará la diferencia en la forma en que ves la vida. ORA: que tengas un corazón agradecido por aquellos regalos que a menudo tomas por sentado. Alégrate siempre.

Después de reconstruir el muro alrededor de Jerusalén en sólo 52 días, el pueblo de Israel se reunió para alabar a Dios y escuchar Su ley. Cuando escucharon cómo debían vivir como una nación obediente a Dios, se sintieron profundamente abatidos por sus defectos. Sin embargo, Nehemías y los líderes de la nación no querían que se quedaran estancados en el luto. En vez de eso, animaron a la gente a celebrar, comer, beber y estar alegres en el Señor, la fuente de la fuerza. Después de las grandes victorias, aunque todavía no estés donde esperas estar, tómate un tiempo para celebrar con amigos, compartir tu alegría con los demás y dar gracias a Dios. No dejes pasar estos momentos importantes. ORA: da gracias y celebra las cosas buenas que has experimentado. Alégrate siempre.

Después de insultar a su padre, huir de casa y gastar toda su herencia, el hijo es recibido con un abrazo y una fiesta. A veces, nuestra fe puede enfatizar tanto cómo nos hemos quedado cortos que olvidamos que Dios nos celebra de todos modos. Dios quiere que seas feliz y que tengas una buena vida. No pierdas de vista la verdad de que nuestro Dios no quiere nada más que lo mejor para ti. Como el padre de esta parábola, Él te espera y te da todas las oportunidades para volver a Él, la fuente de la vida y de satisfacción profunda. Es por eso que Pablo puede proclamar: ¡Regocijaos en el Señor siempre! Otra vez, digo, ¡regocijaos! Estabas perdido, pero ahora has sido hallado. ORA: para que puedas ver lo que Dios quiere para ti. Alégrate siempre.

¿Cómo es posible regocijarse en el Señor siempre? ¿No suena un poco irreal? Bueno, el texto no nos dice que nos regocijemos en nuestras circunstancias, sino que nos apoyemos en la gracia de Dios. ¿En qué te estás apoyando en tu vida? ¿Te estás centrando en lo negativo o en lo positivo de quién es Dios y lo que ha hecho? Pablo naufragó, fue apedreado, azotado, encarcelado, pasó hambre, etc. A pesar de las terribles circunstancias en vivió en repetidas ocasiones, se regocijó en el Señor. Aunque la fe cristiana no niega la realidad del dolor y la dificultad, nos anima a no quedarnos atrapados en nuestro dolor, sino a apoyarnos en Dios, quien nos da la fuerza. ORA: para que puedas cambiar tu enfoque y apoyarte en Dios. Alégrate siempre.

Canciones

Biblioteca MULTIMEDIA

Transfondo Bíblico del Valor

Muy Pronto

Libros y Artículos recomendados

Videos, sermones y podcasts

Sigue explorando el Shalom CON DIOS